Síguenos

sábado, 29 de abril de 2017

LOS BUCARAM: LA FAMILIA QUE HIZO DE LA CORRUPCIÓN UN REALITY SHOW



Abdalá Jaime Bucaram Ortiz, oriundo de la ciudad costera de Guayaquil, es recordado en el Ecuador por sus polémicos bailes sexistas en tarima. Sus fuertes y controversiales declaraciones. Por conformar la “Pichi Corte”. Llevarse el dinero de los ecuatorianos en sacos de yute. Y por una serie de escándalos que han marcado la vivas política de “El Loco que Ama”.

Los Bucaram se han mantenido en una relación de coquetería, complicidad y pugnas por el poder. Cuando han sido parte de la administración pública, siempre han pedido parte del  ‘pastel’ inmiscuyendo a los Roldosista en una serie de actos de corruptela.

Con la salida de Bucaram cayeron sus ‘Pepudos’

El Partido Roldosista Ecuatoriano mejor conocido como PRE, fue un partido político ecuatoriano de orientación populista y derechista. Su principal característica fueron los excesos. Su líder, Abadalá Bucaram –padre- duró poco tiempo como presidente del país (entre el 10 de agosto de 1996 y el 7 de febrero de 1997). Hasta que las masas vidas del Ecuador lo echaron declarándolo incapaz de gobernar.

En el 97 empezaron a destaparse los escándalos de corrupción. En un hecho insólito: por orden de la Presidencia de la República se pidió al Banco Central – el 6 de febrero de 1997- la transferencia de 11.000 millones de sucres (exactamente el día después de la gran marcha que terminó con el Gobierno de Bucaram).

Luego, por confesión de los principales colaboradores de Bucaram, entre ellos Enrique Villón, secretario de la Presidencia, se conoció que en su administración se usaron 280.000 millones de sucres, como gastos reservados, incluidos los 11.000 millones de sucres del 6 de febrero.

Testigos afirmaron en aquellos años que minutos antes de su caída se sacaban sacos de dinero del Palacio de Carondelet . Además realizó un decreto para que los colegios del país adquieran una serie de equipos computarizados de una empresa vinculada a su hijo Santiago.

A pocas horas de su salida hacia Panamá, Enrique Villón, el jefe financiero de la Presidencia de la República, en el Gobierno Bucaram, fue detenido por la Policía peruana. En el parte policial constan que Villón fugaba con tres millones 400 mil dólares. Enrique Villón solicitó asilo, autodefiniéndose como un perseguido político.

En el Ecuador, en cambio, era arrestado el hombre fuerte de las Aduanas, Eduardo Pesántez, mientras Alejandro Muñoz, el “Pepudo” Alejo, hacía revelaciones espectaculares, en las cuales involucró al ex presidente Bucaram en actos ilícitos en las Aduanas.

Otro caso de corrupción fue el enriquecimiento ilícito y evasión a la renta por parte del ex Presidente Abdalá Bucaram. Años después el expresidente declaró a la revista “Vistazo” que su fortuna ascendía a dos millones de dólares, que era dueño del 7% de las acciones de su residencia en Guayaquil, que era copropietario de dos edificios en el centro de la ciudad y poseía una casa en Salinas.

DATO:

-César Verduga fue quien denunció el abuso de Bucaram y meses fue ministro de Gobierno, en el régimen de Fabián Alarcón.

-Con la caída de Bucaram inicio un proceso de de transición de mandatos en el Gobierno. En siete meses fueron 6 presidentes.


Los Bucaram

La “Red Peñaranda”, así se conoció al caso que investigó la Comisión Anticorrupción, logrando que el Congreso Nacional destituyera a 17 diputados. En este caso, la Corte Suprema de Justicia inició un proceso y dictó prisión preventiva en contra de 17 diputados, de los cuales 13 fugaron del país. Quien lideraba la Red era el hermano del ex Presidente de la República Abdalá Bucaram, Santiago Bucaram, quien huyó a Panamá. Posteriormente, Luis Peñaranda fue deportado de Estados Unidos y enfrentó a la justicia ecuatoriana.

La hermana del expresidente, Abdala Bucaram, Elsa Bucaram fue directamente implicada en un acto de enriquecimiento ilícito y evasión a la renta. Se la implica en beneficiarse de ‘Caso Mochila escolar’ en el cual existió un de 20 millones de dólares en la compra de 1,2 millones de mochilas. El proyecto fue aprobado por su hermano, mediante un Decreto de emergencia reservado.

Jacobo Bucaram, hijo del expresidente se ha mantenido lejos de la política. Su hermano, Dalo, continua con el legado de su padre. Luego de contraer matrimonio con la estrella de televisión Gabriela Pazmiño, ella también asumió un rol político que lo llevó a ser legisladora. Con un sueldo promedio de 6.000 dólares mensuales. Fue una de las parlamentarias con menor presencia en la Asamblea.

Gabriela y su esposo Dalo, han participado en actos dolosos, como el no pago de la planilla eléctrica de su casa de playas.


Abdalá Bucaram regresa a Ecuador después de 20 años para demandar al Estado: exige 200 millones de dólares






El ex presidente ecuatoriano Abdalá Bucaram, que regresará al país el próximo sábado después de 20 años de exilio en Panamá, anunció que demandará al Estado ecuatoriano por su destitución y procesos legales abiertos contra él, con el fin de evitar casos similares en el futuro.

"Llego en un ambiente de paz para evitar que esto le vuelva a pasar a la patria, por eso hago un juicio… ¡Para que el Estado se haga responsable!", adelantó el ex presidente en una rueda de prensa convocada en la oficina del abogado local Luigi García Cano.

"El Estado tendrá que cumplir con su obligación para que nunca más, ¡nunca más!, se mate a un Cristo y lo disparen 325 años como hicieron con nuestro Señor", advirtió el excéntrico ex mandatario.

Notoriamente indignado por su situación, que calificó de un "robo de 20 años de vida", Bucaram se preguntó insistentemente ante los periodistas sobre las circunstancias que llevaron a su alejamiento del poder el 6 de febrero de 1997, apenas cinco meses después de haber asumido el cargo.

"¿Les queda alguna duda de que los 44 diputados no eran psiquiatras? ¿Les queda alguna duda de que no me llevaron a juicio político?", se preguntó el destituido presidente sobre el apoyo que esos legisladores, de un total de 80, dieron entonces a la moción de destitución.

En ese proceso, el Congreso declaró a Bucaram como "incapacitado mental para gobernar", aunque los hechos también fueron interpretados en su día como un golpe de Estado.

Por ese proceso legislativo, y por las dos causas judiciales abiertas contra él que le impedían hasta ahora regresar al país, el ex mandatario quiere pedir una reparación civil de 200 millones de dólares.

De 65 años, Bucaram tiene prevista su llegada el sábado a Guayaquil, donde será recibido por sus partidarios en un evento para el que los organizadores esperan reunir a cientos de miles de personas.

"Llego siendo el mismo de siempre, sin odios ni rencores, a tenderle la mano a mis enemigos políticos, incluidos esos 44 diputados que serán ajusticiados felizmente", dijo en la rueda de prensa, en la que se quejó de que el apellido Bucaram es el más "reprimido en la historia".

Persecución de la que responsabilizó a las "oligarquías económicas" del país, la Iglesia y las Fuerzas Armadas.

Tampoco ahorró críticas para la "Corte de Justicia" que calificó de "prostituta al servicio de su patrón: la derecha antigua y la derecha moderna".

"No hay ninguna duda, soy un perseguido político. Pero me han quitado la mitad de la vida de mis hijos y toda la vida de mis nietos", se lamentó.

También se quejó de haber sido el único hombre en la historia que ha tenido "boletas de captura" durante 20 años, lo que a su juicio está prohibido por las leyes internacionales.

Las últimas dos décadas de historia en su país las describe como de "debacle nacional", y afirma que de haber estado en Ecuador nunca hubiera permitido "esta aventura que hemos vivido".

Y aún así, se muestra partidario de que el actual presidente Lenín Moreno cuente con apoyo para gobernar y no se le pongan obstáculos.

"Hoy tenemos un Gobierno que nace cuestionado, pero a su vez es un Gobierno presidido por un hombre que es diferente, y eso es importante. ¡Hay que meter al hombre en función de país! (..) Porque este hombre ha hecho en 20 días lo que no se ha hecho en 20 años", declaró sobre sus esfuerzos de unir y reconciliar a los ecuatorianos.

Sobre sus intenciones una vez que regrese a Ecuador, donde han prescrito los dos casos que tenía abiertos en su contra, dijo estar al servicio de los ecuatorianos y que si se le requiere optará por acudir a elecciones, aunque recordó que ya tiene un hijo, Dalo, con aspiraciones políticas.

En ese sentido, García Cano declaró a EFE que la concentración del sábado en Guayaquil servirá de barómetro a sus seguidores para saber si aún "está vivo políticamente o definitivamente el pueblo ya lo ha olvidado".

(Con información de EFE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario