Síguenos

viernes, 9 de junio de 2017

Un delator del caso Odebrecht fue expulsado de Ecuador en el 2008



Tomado de Diario El Comercio

El brasileño Fernando Fernandes Meias Bessa no es una figura desconocida en el Ecuador. Aunque actualmente entrega datos a la Fiscalía dentro del caso Odebrecht, su nombre ya aparece en los registros oficiales desde 1993.

El jueves 8 de junio del 2017, EL COMERCIO indagó sobre este personaje -hoy detenido en Brasil por el escándalo de corrupción- y detectó que fue gerente y director de Desarrollo de Negocios de Odebrecht en Ecuador.

Bessa ocupó la gerencia por tres ocasiones. La primera, en enero de 1993, y las otras dos, entre enero de 1996 y noviembre de 1999. De hecho, en 1996, usó su cédula ecuatoriana para avalar el nombramiento, según consta en el portal de la Superintendencia de Compañías.

La sede principal de la empresa operó en un centro comercial ubicado en la Kennedy Norte, en Guayaquil.

Para el 2002, este exalto ejecutivo de la constructora registró sus primeras actividades en Quito. El 7 de febrero de ese año, por ejemplo, activó un RUC en el SRI y también reportó como zona de residencia la parroquia Chaupicruz, en el norte de la capital.

En Quito se desempeñó como director de Desarrollo de Negocios y estuvo al tanto de los proyectos que levantó la compañía a en el país.

Por estos hechos, la Fiscalía considera a este empresario como una pieza importante para conocer el esquema de corrupción que aplicó Odebrecht en el Ecuador.

De hecho, su testimonio fue utilizado hace una semana por la fiscal Diana Salazar, como elemento de prueba en contra de los seis arrestados.

El jueves, investigadores de la Fiscalía confirmaron que esa delación no es pública, debido a que se configura bajo la denominada cooperación eficaz.

En el artículo 494 del Código Integral Penal se dice que “toda actuación relacionada con la cooperación eficaz deberá ser guardada bajo secreto”.

La situación de Bessa y de otros tres directivos (Fábio Andreani Gandolfo, Luiz Mameri y Eduardo Gedeon) de Odebrecht Ecuador se complicó a partir el 25 de septiembre del 2008. Ese día, el Gobierno, a través de un decreto, suspendió “los derechos constitucionales” de los ejecutivos, tras las irregularidades detectadas en la Central San Francisco.

En ese documento, además, se disponía la prohibición de salida del país a los cuatro extranjeros y se pedía la militarización de la hidroeléctrica y de otros proyectos en donde participaba la constructora.

Andreani Gandolfo y Mameri abandonaron el Ecuador, pero Bessa y Gedeon se refugiaron durante dos semanas en la Embajada de Brasil, en Quito, hasta que el Gobierno finalmente les dio 48 horas para que dejaran el territorio nacional.

Desde entonces, de Bessa y de Andreani Gandolfo no se supo nada, hasta el 4 de abril del 2017. Ese día, el Supremo Tribunal Federal de Brasil subió a su portal digital un oficio del juez Edson Fachin.

En el documento, el magistrado da detalles de la delación de los dos exdirectivos. Ambos hablaron de “supuestos hechos ilícitos ocurridos en Ecuador”, relacionados con un proyecto hidroeléctrico, y relataron que hubo un pago de USD 1 millón a un representante del Ministerio de Energía.

Rodrigo Tacla también aportó datos a Ecuador

Otro exempleado que ya ha colaborado con la Fiscalía ecuatoriana es Rodrigo Tacla Durán. Él admitió que nunca estuvo en Ecuador, pero mencionó a Eduardo Gedeon, quien también fue expulsado del país en octubre del 2008.

Tacla, actualmente detenido en Madrid y a la espera de la extradición a Brasil, dijo a las autoridades judiciales de España que Gedeon fue el enlace directo entre los altos directivos de Odebrecht en Brasil y los funcionarios ecuatorianos.

Tacla también reveló que el pago del USD 1 millón al exministro de Energía, Alecksey Mosquera, se concretó en dos reuniones en Uruguay y España. En este último país participó Luiz Eduardo Rocha, exdirectivo que dirigió la División de Operaciones Estructuradas, la unidad que ejecutaba los sobornos a funcionarios de la región.

Investigadores de la Fiscalía que hablaron con este Diario admitieron que ya rastrean a Gedeon y que enviarían un cuestionario a Rocha.

Pero, por ahora, Ecuador solo cuenta con las delaciones de Fernandes Bessa y de Tacla.

En Brasil, la Justicia ha reconocido “la importancia” de las denominadas delaciones premiadas de los empleados de Odebrecht. Así lo reconoció el juez Sergio Moro, quien indaga a Odebrecht en ese país.

La delación premiada es una figura similar a la cooperación eficaz y consiste, básicamente, en rebajar la pena a los sospechosos que entreguen información relevante a la Justicia.

De hecho, Estados Unidos y Suiza llegaron a un acuerdo de esa naturaleza para conocer el entramado de corrupción que aplicó la empresa desde el 2001 en América Latina. Esa cooperación permitió que en diciembre del 2016 se revelara el pago de sobornos en la región.

De hecho, Estados Unidos y Suiza llegaron a un acuerdo de esa naturaleza para conocer el entramado de corrupción que aplicó la empresa desde el 2001 en América Latina. Esa cooperación permitió que en diciembre del 2016 se revelara el pago de sobornos en la región.

Las autoridades de esos dos países identificaron que Odebrecht utilizó sus entidades financieras para depositar el dinero de las ganancias ilícitas. Incluso se conoce que bancos de Suiza almacenan discos duros con nombres de funcionarios que recibieron los sobornos en Sudamérica, así como datos de los proyectos.

El 8 de junio hubo operativos

Los allanamientos por el caso Odebrecht continuaron el jueves 8 de junio. Cerca de las 12:30, la Fiscalía confirmó en su cuenta de Twitter que los operativos se concretaron en horas de la madrugada, en Guayaquil.

Tras este anunció, la Fiscalía del Guayas aseguró no tener mayor conocimiento, porque “todo lo manejaron desde Quito”. En la capital, los investigadores aseguraron que la información general que dieron obedece a que “el caso se encuentra en investigación”.

 El ministro del Interior, César Navas, en cambio, confirmó que tras los operativos no hubo detenidos y que los agentes intervinieron en empresas y casas. El funcionario, que al mediodía dirigía en Guayaquil el Consejo de Seguridad Provincial, sostuvo que la incursión “no dejó novedades”.

 Hasta el momento, dentro del caso Odebrecht, el operativo más grande se desplegó el viernes 2 de junio, cuando fueron detenidas seis personas. Ese día actuaron 250 policías de Inteligencia, de la Unidad de Lavados de Activos y del GIR.

Tras esa acción, Interior aseguró que los uniformados apoyarán a la Fiscalía.



Fuente: http://www.elcomercio.com/actualidad/delator-odebrecht-expulsado-ecuador-investigacion.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario