Síguenos

jueves, 21 de septiembre de 2017

Fernando Alvarado: "Es otro Presidente (Lenín) que está haciendo todo lo contrario a lo que decía internamente”




Fernando Alvarado, exsecretario de Comunicación en el gobierno de Rafael Correa, se refirió a varios temas de coyuntura nacional, entre otros, las acciones y anuncios del presidente Lenín Moreno, su denuncia de haber encontrado una cámara en su despacho, y la lucha contra la corrupción. En ese marco, el exfuncionario lamentó que actualmente "se esté haciendo todo lo contrario a lo que se dijo internamente" y admitió que, de haber sabido cómo iba a actuar el Jefe de Estado luego de haber ganado las elecciones, hubiera preferido trabajar en la campaña del líder de CREO, Guillermo Lasso, de quien dijo "por lo menos, sabía a dónde apuntaba".

Sobre coyuntura política y en Alianza PAIS
El exfuncionario indicó que no fue convocado a la primera campaña electoral del actual presidente Lenín Moreno, sino a la segunda y entraron con un gran equipo a colaborar voluntariamente. Sin embargo, luego de empezar a ver “de dónde venían los tiros” después de haber ganado, empezó a dar un paso al costado.
“Uno tiene que ser leal en la vida y tiene que tener proyectos absolutamente coherentes. Desde el momento en el que yo me di cuenta que había un equipo, por ejemplo, que ya no iba a invitar a mis compañeros de gabinete a la celebración después del cambio de mando, almuerzo e, incluso, en la propia Asamblea, yo dije que no quería estar ahí. Yo no estuve en el cambio de mando, preferí salir del país, hacer algunas cosas que necesitaba”, comentó.
Admitió que ya no quería estar en el sector público, incluso, el presidente Lenín Moreno lo invitó varias veces a que trabaje con él como Consejero de Gobierno y no aceptó porque “quería tener esta libertad que tengo ahora, no ser funcionario público. 10 años me han acusado de ladrón de corrupto y ya dije basta. He pasado todos los exámenes de Contraloría, no he salido con ningún problema, con ninguna mancha. Todo ha sido invento de la oposición en ese momento”.
Aseveró no tener ninguna denuncia en su contra en la Fiscalía, pero le gustaría tenerla porque ha tenido varias acusaciones desde personajes como Carlos Vera, Martín Pallares, de la familia Bucaram, Roberto Aguilar, etc., cuestionándoles por qué no acudían a la entidad competente a realizar el respectivo pedido de investigación.
“Su respuesta siempre fue que se tenía comprada a la justicia, que es por gusto ir a la Fiscalía porque el fiscal era el tío del Presidente, etc. Hoy, ya no soy funcionario, el fiscal Carlos Baca fue asesor del expresidente, sí, pero de todas maneras vemos cómo está actuando el Fiscal y creo está actuando con independencia, en algunos casos como el de Jorge Glas creo que está cayendo en el juego mediático político. Casi sería un opositor a muchas de las políticas de este Gobierno. Entonces, ahora es cuando todos estos personajes que me acusaron de corrupto deben ir a la Fiscalía”, señaló.
Descartó que vaya a salir del país y desmintió haber manejado troles en favor del exmandatario Rafael Correa y aún hacerlo. “Siempre he estado en contra de troles, de que existan cuentas que no tengan personas de carne y hueso, con nombre y apellido y menos ahora, no tengo recursos de ninguna manera y también eso tendrán que pagar”.
Fernando Alvarado comentó que dio un paso al costado del actual Gobierno fue porque desde que estuvo fuera pudo ver el discurso de posesión del presidente Moreno y le pareció que estaba totalmente alejado de los principios de la Revolución Ciudadana. “Era un discurso alejado de lo que hablábamos en la campaña”.
“Yo le mandé un e mail al Presidente y le dije: usted está diciendo estos temas en su discurso y me parece que no están siendo comprendidos o entendidos como deben ser. Le mandé tres correos, realmente, porque después tuve una reunión con la prensa y se lo dijo. Cuando empezó ese cruce de tuits con Rafael Correa le mandé una carta y le dije: mire Presidente yo doy un paso al costado, no puedo participar de esto que lo considero una traición”, relató.
Fue enfático en recordar que a pesar de que Moreno sea ahora el nuevo líder, estuvo 10 años en el Gobierno de Correa. “Ahora sí, es verdad, es otro Presidente que está haciendo todo lo contrario a lo que decía internamente”, lamentó.
Y detalló que cuando tenían las reuniones de campaña, Moreno siempre les hacía un llamado a defender y proteger a su líder histórico Rafael Correa. “En los discursos él decía que se sentía orgulloso de cabalgar o de haber cabalgado y que le contaremos a nuestros nietos de haber cabalgado con una figura como él”.
“Hoy hace todo lo contrario. Por eso podemos decir que nos sentimos absolutamente traicionados, por lo menos, los que participamos en esa campaña, los que escuchamos esos discursos, los que trabajamos en los conceptos de la Revolución Ciudadana”, dijo.
Sobre la situación de Alianza PAIS, comentó no saber si está dividido, pero él ya no está con el movimiento oficialista porque, personalmente, apunta mucho a la coherencia y a la lealtad. “Por ejemplo, nuestro compañero José Serrano, él es el Presidente de la Asamblea, pero él era casi nuestro héroe pues, era el que se fajaba contra los choneros, que combatía el narcotráfico, era nuestro superhéroe en el Gobierno”.
“Entonces, cuando el presidente Moreno empieza con estos dislates, con estos cambios de rumbo, uno dice, bueno, tenemos a nuestro presidente de la Asamblea, José Serrano, y me he quedado sorprendido de su pasividad, que permitan que le insulten al expresidente Correa, que se digan tantas mentiras, que el Gobierno se convierta en fiscalizador en vez de gobernar, se ha convertido en un fiscalizador de obra”, mencionó.
A su criterio, la administración pública siempre va a quedarle debiendo a la ciudadanía porque no es perfecta, pero se preguntó, “¿creen que el presidente Moreno y todo su equipo (Augusto Barrera, Miguel Carvajal, Fander Falconí, los grandes críticos del gobierno de Correa), que participaron en el anterior gobierno y que deben criticarse a sí mismos, nunca van a tener un defecto cuando salgan del gobierno?”.
Ante la pregunta del entrevistador acerca de que los personajes en mención se declaran como fundadores de PAIS, el Exsecretario de Comunicación arremetió: “Si ellos fueron los verdaderos fundadores y se creyeron traicionados por Rafael Correa, ¿por qué no salieron a las calles a reclamar?, ¿por qué todos ellos siguieron participando del proceso y del proyecto?”.
Admitió que hubo diferencias al interior de PAIS, pero éstas se trabajaban, sin embargo, no había críticas como las hay actualmente. “No se puede comparar con esto de que no hay mesa servida cuando los números de los propios ministros los desmienten. Por donde quiera que se mire está la mesa servida: No habían hospitales, no había escuelas, ni carreteras, hidroeléctricas, sistemas multipropósito”.
“Mejor que se pongan a dar mantenimiento a las carreteras, que se pongan a implementar el sistema de transporte para las escuelas, es que en cuatro meses no han hecho nada más que criticar. Son simples fiscalizadores de obras civiles, nada más”, cuestionó.
Y recalcó que “si el Presidente hubiera tenido la honestidad, en campaña, de decir que se iba a sentar con los banqueros, que iba a invitar a todos los grandes medios de comunicación a su oficina y a tomarse las fotos como los Power Rangers, hubiera sido otra cosa”. Según dijo, no le parece malo el diálogo nacional, pero hay principios en los que no se puede claudicar.
“Si él hubiera dicho esto en campaña, no me sentiría traicionado. Te sientes explotado, engañado, estafado y traicionado porque si yo sabía que esto iba a pasar, yo no trabajaba en la campaña, terminaba el gobierno de Correa y me hacía a un lado. Créame que hubiera trabajado por Guillermo Lasso preferible porque, por lo menos, sabía a dónde apuntaba el señor, pero lo de acá es terrible”, lamentó.
 Tú te puedes liberar de todo, tú puedes ser el mejor Gobierno del mundo, pero el letrero de traidor no te lo quita nadie. Tú puedes cometer errores de buena fe, puedes gobernar y equivocarte, puedes acusar de lo que quiera a Correa, pero nadie le ha dicho traidor porque ha sido coherente con sus principios, con su gente y ha sido leal. Lo de traidor no te lo quita nadie, no te lo perdona la historia. Ese es un mensaje, ya no para el presidente Moreno, sino para los que están alrededor de él, que fueron compañeros nuestros”, reiteró.
Y enfatizó que no volverá al escenario público así el expresidente Correa se postulase de nuevo. “Le diría que lo ayudo desde afuera porque ya lo que he visto en la política del Ecuador, me ha dejado absolutamente decepcionado y sorprendido porque los que yo creía que eran amigos se convirtieron en enemigos, pero no solo eso, sino en perseguidores”.
“Cuando tú traicionas la confianza, la referencia y ves que eran los mismos de tu propio equipo, que estuvieron 10 años contigo sonriéndote y cuando ya tienes el poder de gobernar y te transformas en otra cosa, entonces ya lo he visto todo. Yo ya no quiero ser funcionario público. Lo acompañaré a Correa, pero desde afuera”, mencionó.
Sobre la cámara encontrada en el despacho presidencial
“Es una cámara de vigilancia que, en algún momento se puso para cuando el Presidente no está en su despacho. Pero hay que ver el nivel de ridiculez: Primero que desde su celular el exmandatario estaba monitoreando. Eso es absolutamente falso. Segundo: Este señor Eduardo Mangas dice que Correa espiaba a sus propios compañeros, ¿cómo cuando tú entras al despacho del Presidente, él te va a espiar si solo entras a su despacho cuando él está?”, reprochó.
A su criterio, no considera que sea una indelicadeza en el caso de que no se le haya comunicado al Primer Mandatario la existencia del dispositivo. “¿Acaso eso le correspondía al expresidente Correa?, ¿dónde está la SENAIN? Porque ahí está todavía Rommy Vallejo. Él no puede decir que no sabe si es la inteligencia del Gobierno, 10 años que estaba en el Gobierno y va a decir que ahora no sabía, entonces ¿cuál es el nivel de profesionales que tiene la SENAIN?”.
“Por donde quiera que se mire es una ridiculez. Primero es una cámara que no estaba conectada, no estaba funcionando. Segundo, es una cámara de vigilancia. Tercero, el mismo Presidente dice que estaba tapada con un tape el lente. Es decir, hay tantos detalles, hubo una transición tan bien hecha que si ya el equipo de Protección Presidencial  no le informó que había una cámara ahí apagada y guardada y le preguntaron si quería que se la habiliten o no”, cuestionó.
Aseverando que la ridiculez está en el hecho de que un Jefe de Estado no puede salir a decir cualquier cosa y poner una alerta internacional cuando lo que ha dicho no es verdad.
Sobre la consulta popular
Fernando Alvarado aseveró no entender por qué se hace este llamado queriendo cambiar las cosas si se ha gobernado 10 años de la misma manera. “Él (Lenín Moreno) fue parte de un proceso y no dijo esta boca es mía sobre todo lo que quiere cambiar ahora. Me parece ilógico que la quiera hacer, pero tiene el derecho a hacerla y el pueblo tendrá el derecho a decidir sobre aquello. A mí me parece que lo que está haciendo es perder más tiempo y no trabajar”.
“Se ha dedicado a los diálogos, ha hablado con todo el mundo, pero no ha puesto una sola piedra o un solo ladrillo y se ha dedicado a inaugurar todo lo que él dice que no estaba en la mesa servida. Lo que quiero decir es que él puede y pudo haber gobernado perfectamente con los recursos que le dio la Revolución Ciudadana, ¿qué es lo que quiere cambiar?”, se preguntó.
Sobre la lucha contra la corrupción
“Yo no estoy exculpando a nadie, pero tampoco te puedes convertir en comisario de Policía y estar atrás, donde tienes un bloqueo permanente a través de los medios públicos, un linchamiento mediático a una persona. Lo que tienes que hacer es referirte a las pruebas”, señaló.
Acerca de la vinculación de Ricardo Rivera en el caso ODEBRECHT, Alvarado ratificó que si la persona es culpable y se tienen todas las pruebas para demostrarlo, que le caiga todo el peso de la ley. “Yo a Jorge Glas le dije: Más allá de ser tu amigo, yo confío en tu honestidad, a mí me tienen que demostrar lo contrario porque de no, me acuso yo mismo porque yo también he tenido acusaciones”.
“Entonces, si yo voy a juzgar a Jorge Glas por lo que dice la oposición, por lo que sale en las redes o en los medios; entonces yo también soy corrupto, ¿dónde están las pruebas en mi contra?, ¿dónde están las pruebas en contra de Jorge Glas? Y le dije: Si hay pruebas en tu contra yo mismo te acompaño para que cumplas con la sociedad”, mencionó.
A su parecer, es una insensatez que se persiga a los funcionarios o empleados de la Vicepresidencia de la República porque a Jorge Glas lo dejaron sin funciones. “Quien le deja sin funciones a Jorge Glas es el Presidente y es él y el Ministro de Trabajo quienes tienen que resolver eso, pero a quien le imputan que tenga ‘pipones’ es a Jorge Glas, ¿acaso él provocó eso?”. (JPM)
Fuente: Entrevista a Fernando Alvarado de Info Ecuador

3 comentarios:

  1. VAMOS A ESTAR CON EL HASTA EL FINAL, AL IGUAL QUE UD SR ALVARADO, ES UNA INSPIRACIÓN DE LEALTAD

    ResponderEliminar
  2. Muy buen ,análisis compañero,hahablado con la verdad

    ResponderEliminar
  3. Excelente análisis Fernando, un hombre de convicciones firmes..mis respetos

    ResponderEliminar