martes, 17 de octubre de 2017

Asambleísta Augusto Espinosa: Nosotros nunca hablamos de reducción o alza de impuestos, ni de derogación de Ley de Plusvalía, en campaña


El asambleísta por Alianza PAIS (AP), Augusto Espinosa, aseguró que las medidas económicas anunciadas por el presidente de la República, Lenín Moreno, no han sido analizadas aún por el bloque oficialista a pesar de que cada legislador ya ha sacado sus propias conclusiones. En este marco, el parlamentario identificó potenciales contradicciones de lo detallado por el Jefe de Estado con el plan de gobierno propuesto por AP, pero además, admitió que nunca se habló en campaña, por ejemplo, de una reducción o alza de impuestos o de la derogación de la Ley de Plusvalía.
Probablemente el día de mañana tengan una primera reunión para analizarlo ya que las reformas de orden tributario deberán pasar por la Asamblea Nacional. Sin embargo, resaltó cuatro puntos fundamentales que le dejó el anuncio de Moreno.
La primera gran conclusión es que no tiene problemas de liquidez en el corto plazo porque no hay una medida que busque una recaudación pronta para resolver problemas fiscales. “He revisado las cuentas nacionales y son las mismas que teníamos cuando el expresidente Correa entregó su Gobierno, es decir, los datos macro no han cambiado en virtud de las tendencias que se tenían previstas”.
“Ya se sabía que habíamos dejado el bache recesivo y comenzábamos con un proceso de recuperación. Todos los indicadores muestran eso, ya hay un crecimiento del PIB, hay un crecimiento en la recaudación tributaria, hay crecimiento de los depósitos en la banca. Es decir, las señales macroeconómicas son absolutamente positivas para el Ecuador y el anuncio de las medidas lo ratifica”, reflexionó.
Aseverando además que, pese a lo repetitivo, “parecería que sí estaba la mesa servida”. Si bien la economía está en despegue -lo que significa que todavía enfrenta dificultades- ya las cosas estaban encaminadas a tal punto que el Jefe de Estado no tuvo que tomar ninguna medida en busca de hacer recaudaciones inmediatas para financiar la proforma 2017.
La segunda conclusión es que en dolarización el sector externo es clave, que se diga lo que se diga, no es posible prescindir de una política arancelaria, es decir, buscar controlar las importaciones, como tampoco del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) que contiene el drenaje de dólares que sustentan la economía.
Además, que hay que buscar formas de traer recursos que están en el exterior para que se financie o se lubrique la dolarización. “Eso lo está haciendo, lo que habría que pensar es si es que es la mejor forma porque lo que se busca es atraer miles de millones de dólares que están en el exterior y habría que revisar si esos dólares salieron legal o ilegalmente del país”.
La tercera conclusión es que si se quiere tener servicios públicos que vayan mejorando y sean gratuitos (salud, educación, seguridad) es fundamental tener impuestos. “No se pueden reducir los impuestos porque, caso contrario, colapsan esos servicios públicos. Por eso es que el esfuerzo que se está haciendo es de reducir ciertos impuestos a unos a través de la eliminación del anticipo del impuesto a la renta y compensan eso con el incremento de impuestos a otros sectores”.
La cuarta conclusión es que se está apostando a que la inversión y el crecimiento sean financiados por estos recursos externos. Esos son los puntos principales que, a su criterio, puede sacar de las medidas anunciadas por el presidente Moreno, sin embargo, reiteró que no es un programa para la reactivación ni tampoco para la generación de empleo.
“Se habla de fomentar el microemprendimiento y uno de los mayores incentivos para su fomento es el que no paguen impuesto a la renta durante los dos primeros años. Una pregunta: ¿qué microemprendimiento tiene utilidades en los dos primeros años? Prácticamente ninguno. Entonces, terminan siendo medidas que suenan bonito, pero que no van a tener ningún impacto en el sector real de la economía, es decir, en la generación de empleo”, advirtió.
Alertando que es lo mismo que pasará con la Ley de Plusvalía porque el diagnóstico es equivocado. Explicó que lo que se dice es que por la normativa bajó el sector de la construcción, lo cual no es cierto ya que éste se comporta siempre, en todas las economías, de la misma forma que el PIB. Es decir, si hay una contracción, se contrae; pero además, es uno de los más difíciles de recuperar.
“El diagnóstico es equivocado, el sector de la construcción decreció debido a la contracción de la inversión pública en la construcción de obras. Si es que se quiere reactivarlo, el mejor mecanismo es el plan ‘Casa para Todos’ del propio Presidente. Si es que invierte US$2 mil, US$3 mil millones de dólares en ese plan va a ver cómo se reactiva la construcción”, manifestó.
El asambleísta admitió que dentro de lo anunciado en el campo económico por el Primer Mandatario hay varias contradicciones con el plan de gobierno que se conoció en la campaña electoral. “En realidad no se está expresando ninguna propuesta económica en estas medidas. No hay un plan económico. Una de las cosas que estaban en el plan de gobierno es la idea de la redistribución primaria y secundaria del ingreso”.
“La redistribución primaria se refiere a cómo se distribuyen los ingresos en los propios procesos de producción, por ejemplo, cuánto se paga a los trabajadores y demás. Si es que nosotros revisamos esta intención de flexibilizar las condiciones laborales, probablemente se estaría atentando –hay que revisar con más detalle- contra esa redistribución primaria del ingreso porque se podría retroceder en derechos laborales”, mencionó.
Aseverando, sin embargo, que se tendría que esperar para analizar cómo llegan los proyectos del Ley al Parlamento. “Pero, potencialmente, yo sospecho ahí de una contradicción”, acotó. Al tiempo de mencionar la otra contradicción en la que se caería en la redistribución secundaria de ingreso –es decir, cómo se recauda para generar gasto social-
“Si bien es cierto en el programa propuesto se beneficia a las pequeñas y microempresas cuando se dice que las que tengan menos de US$300 mil dólares en ventas no deberán anticipar el impuesto a la renta y también se establece una base de US$11 mil para la declaración del IR; y suena como beneficioso, hay que ver qué va a pasar con esos capitales que vengan del exterior porque a esos capitales se les está dando una exoneración de cinco años en el IR. Es una especie de paraíso fiscal para grandes capitales”, precisó.
Si aquellos grandes capitales se invierten en sectores en los que está asentada la pequeña y microempresa, lo que sucedería es que se oligopolice la economía y lo que pasará es que se estaría violando y yendo en contra de todo el programa económico propuesto en campaña, detalló Espinosa durante una entrevista para el programa “El Poder de la Palabra”, de Ecuadorinmediato.com/Radio.
“Lo que se tiene que  garantizar es que esta repatriación de capitales, primero que se analice la legalidad de ellos, y lo segundo es que deberían estar orientados a sectores específicos de inversión. Que no me vengan a decir que se repatrian capitales para poner centros comerciales más grandes, por ejemplo. Que me digan que esos capitales se invierten en carreteras, en sectores de punta tecnológica, etc. Eso ayudaría a dar un salto, un cambio en la matriz productiva”, puntualizó.
También admitió que nunca se propuso la derogación de la Ley de Plusvalía. De lo que sí se habló, hasta en la campaña, dijo, fue de revisar la normativa para afinarla, pero “nunca dejar de luchar contra la especulación. “La Ley de Plusvalía lo que hace es evitar que unos pocos sabidos utilicen información privilegiada para enriquecerse ilícitamente. Eso nunca lo dijimos en campaña. Si había que afinar algo para evitar que se afecte la construcción, había que afinar, pero nunca dejar de cobrar y de luchar contra la especulación”.
“Nosotros nunca hablamos de la reducción de impuestos, pero sí sostenemos el principio de tener una política tributaria que genere mayor equidad. En ese sentido creo que, de las medidas anunciadas, hay una cosa positiva y es el darle ciertos privilegios a la pequeña y a la microempresa. Que lo hecho y anunciado es insuficiente, lo es”, expresó.
En términos generales, asintió, el Primer Mandatario “puso direccionales a la derecha”. “Parecería y suena bonito decir, para ciertos sectores progresistas, que les van a subir a los grandes empresarios del 22 al 25% y eso está bien. Sin embargo, esos grandes empresarios son los que tienen los capitales en el extranjero, es decir, miles de millones que han sacado del Ecuador”.
“Entonces, dice, hasta casi casi negociado: Te subo del 22 al 25%, pero todos los capitales que inviertas, que traigas de afuera te dejo sin impuesto a la renta, o sea, no vas a pagar durante cinco años el impuesto a la renta, va a ser mucho mejor a que tengas esos recursos en Panamá porque te voy a crear una especie de paraíso fiscal acá, es decir, sí hay una suerte de compensación”, ejemplificó.
Agregando que se tendrá que analizar con mayor frialdad las cifras, “pero definitivamente es un anuncio de medidas bastante tibias que no van a cambiar en lo absoluto la estructura productiva social del Ecuador, no va a pasar prácticamente nada con estas medidas, salvo que la clase media, los que ganamos un sueldo, tengamos que decir vamos a apoyarle al Ecuador con un poco más de impuestos”.
El legislador manifestó que el expresidente Correa, en su enlace digital, dijo que probablemente no hubiera hecho esto, “porque en campaña nunca se habló de subir impuestos, tampoco se habló de reducir impuestos. Yo como economista estoy de acuerdo con esta medida (del 22 al 25%) porque creo que si hay que gravar a estas empresas. Más allá del criterio personal que yo pueda tener, creo que hay mucha razón en que eso no se dijo en campaña”.
“Lo que se está haciendo en este gobierno es subir los impuestos a toda la clase media, porque el hecho de que ya se tenga declarar también incluyendo en la base el décimo tercer sueldo es en definitiva subirle impuestos a la clase media”, acotó.
Aseguró que “una cosa fue lo que se dijo en una cadena nacional y otra cosa lo que se dijo en la proforma 2017, porque los números no mienten e incluso cuando compareció en la Asamblea el ministro de finanzas habló de que las cifras que se habían manejado en el gobierno anterior son las exactas, correctas y sobre esa base estaban construyendo los impuestos”.
Agregó que “tal era lo correcto que hasta el momento no se ha tomado ninguna medida en busca de lograr liquidez inmediata. Si es que la situación del país fuese tan desastrosa como se dijo, entonces deberíamos estar hablando de medidas que tiendan de un paquete de medidas económico urgentes que tiendan a recaudar liquidez rapidísimo”.
Espinosa comentó que el Presidente Moreno se está equivocando mucho en la estrategia política. “Más o menos está jugando al pan para ahora, popularidad alta ahora y hambre para mañana. Con la consulta ya le está pasando que por tratar de contentar a todos, en la práctica nadie salió contento y eso le resta credibilidad y legitimidad al gobierno. Con el plan económico está contradiciendo todo lo que dijo en días previos respecto a la calamitosa situación del país”.
Por ello, afirmó que esta ola de popularidad va a romperse cuando ya se tengan que tomar decisiones. “Yo creo que la tibieza es producto de ese intento de mantener sonriente a todo mundo; y cuando una persona, en política, es tibia, simplemente termina neutralizada y me parece que eso le va a suceder al gobierno en los próximos meses”.
Acerca del retorno del Fondo Monetario Internacional, dijo que “en el gobierno anterior siempre hubo una relación con los organismos financieros internacionales, eso es una cosa. Lo que se tiene que hacer mantener es una política económica soberana, pero si de aquí en adelante vamos a tener que consultar a la banca privada y al Fondo Monetario Internacional las medidas que se van a tomar, sería un retroceso impresionante en todo lo que implicó la defensa de la soberanía nacional”.
Expuso que la política económica del país tiene que fundamentarse en los principios de redistribución, pero los del Fondo Monetario Internacional son absolutamente opuestos. “Si es que el FMI vuelve, yo creo que ni siquiera los políticos vamos a tener que decir mucho, sino el pueblo ecuatoriano. No vaya a ser que pase lo que ya sucedió, que gane alguien con un gobierno de izquierda, gobierne con una agenda de la derecha y el pueblo reaccione indignado”.
Indicó que tendrán que analizar las propuestas de reforma, “pero yo se lo dije al Presidente Lenín Moreno en la última reunión que tuvimos con el bloque, que en nosotros encontrará gente que primero defenderá todo el legado de los 10 años de la revolución ciudadana; segundo, que cualquier decisión que tome y que sea contraria a lo que se dijo en campaña, tendrá una posición antagónica de nosotros y que en cambio todo lo que sea articulado a lo que se ofreció en campaña, tendrá todo el respaldo”.
El asambleísta de Alianza PAIS aseveró que el gobierno está traspasando algunas líneas rojas que fueron dichas por el bloque oficialista. “El bloque no se ha reunido para analizar las preguntas de la consulta popular, tampoco para analizar el anuncio de las medidas económicas y no hay una posición de bloque en ese sentido, pero el Presidente Moreno traspaso las líneas rojas”.
Finalmente, se refirió a las empresas que utilizaban facturas falsas para evadir impuestos. “Es gravísimo, son alrededor de USD$2100 millones. Un compañero esto, Mauricio Proaño, ha tomado esto como una bandera al interior de la Asamblea y vamos a respaldar todas estas acciones porque no podemos dejar en la impunidad estos delitos. Tenemos que evitar que esto quede impune. Habrá muchos costos, persecución por tomar acciones concretas”.
Fuente: https://www.alianzapais.com.ec/category/noticias/

5 comentarios:

  1. A LA CARGA ASAMBLEISTAS Y SIN MIRAMIENTOS, NO PODEMOS PERMITIR QUE EL GOBIERNO CON LO DE LA MANO EXTENDIDA HAYA PERMITIDO QUE ESTO SEA PARTE DE ESE DIALAOGO,PUES, EL QUE SALE PERDIENDO ES EL ECUADOR Y DEPUES USTEDES, ESTIMADOS SAMBLEISTAS, QUE NO LES TIEMBLE EL PULSO EN EL MOMENTO DE TOMAR DESICIONES, QUE SE QUE SERAN FUNESTAS Y NO PERMIOTAN DIVIDIRSE, PRIMEERO LA PATRIA ANTE TODO.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con Augusto Espinoza. Eso se llama coherencia. y es lo menos que esperamos de los asambleistas de AP

    ResponderEliminar
  3. Pero esto no pasa mas allá de ser una opinión un comentario , el presidente Moreno en tantas declaraciones ha mostrado su oposición al movimiento que lo llevó al poder , sus declaraciones han sido groseras en contra del movimiento y de su lider máximo el Econ. Correa , sin embargo de parte de AP , no hay posiciones firmes y aún siguen manteniendo como presidente a este señor , cuando le piden la renuncia o lo expulsan del partido ? por lo menos

    ResponderEliminar
  4. El presidente Moreno por las declaraciones que hizo el vicepresidente Glass , lo separó de sus funciones considerando que sus declaraciones fueron groseras , que ha hecho AP en cuanto a las declaraciones del que se dice ser presidente del partido ?

    ResponderEliminar
  5. Sin Correa, el movimiento Alianza País no existe, no tienen ideas ni conocimientos, peormente autoridad para llamara al pueblo para movilizaciones, la corrupción los ha derrotado.

    ResponderEliminar