lunes, 30 de octubre de 2017

JORGE GLAS: NO HAY PRUEBAS EN MI CONTRA Y ME TIENEN DETENIDO




El vicepresidente electo de Ecuador aseguró que el gobierno actual busca destruir el legado que dejó una década ganada junto al expresidente Rafael Correa.
“Me tienen privado de libertad de manera injusta. No hay pruebas en mi contra y aun así me tienen detenido desde hace tres semanas”, expresó este viernes en entrevista exclusiva para teleSUR, el vicepresidente electo de Ecuador, Jorge Glas, quien fue destituido de sus funciones.
Desde el Centro de Rehabilitación de Varones de Quito (capital), Glas sostuvo que las autoridades judiciales no han conseguido ningún delito en su contra. “Sin embargo, aún sigue la presión mediática y el poder político que hay detrás de todo esto. Las autoridades de la justicia se han prestado para esto”, agregó.
El vicepresidente resaltó que es un preso político, debido a que la política tiene injerencia en el sistema judicial. “Tratan de callarme para no dirigirme a la ciudadanía (…) El fiscal de manera perversa pide el cambio de medidas cautelares sin sustento legal alguno después de una rueda de prensa”, dijo.
Aseveró que las autoridades judiciales se prestaron al ataque mediático en su contra. “Yo fui sentenciado por los medios de comunicación; esto unido al interés claro de sacarme de la vicepresidencia de la República, porque soy una piedra en el zapato para determinados actores políticos”, reveló.
Otros de los objetivos del gobierno actual es, según Glas, destruir el legado que dejó una década ganada junto al expresidente Rafael Correa a través de una permanente estrategia de desprestigio. “Siempre fuimos los primeros en denunciar los casos de corrupción (…) Algunos de esos casos estás procesados y hay personas presas”, comentó.
Durante la entrevista, Glas expresó que en Ecuador existen leyes constitucionales que protegen a funcionarios, como al vicepresidente y presidente de la República. “Tenemos mayoría en la Asamblea Legislativa y se requería la autorización de las dos terceras partes para proceder a la investigación y yo fui el primero en pedir ese proceso”, recordó.
Además, aseguró que el Gobierno actúa contra la Revolución Ciudadana. “Hubo señales recientemente cuando comenzó una persecución judicial en contra de mi familia. Tengo pruebas de eso (…) Hay un Gobierno que está actuando en contra de la Revolución y ya los ciudadanos están claros de ello”, añadió.
Glas denunció la violación de los derechos humanos. “Aquí el que opina contrario al Gobierno le cae una  auditoría de la Contraloría”, denunció.
Aprovechó la oportunidad de hacer un llamado a los líderes internacionales para que sean observadores durante el proceso judicial que se lleva en su contra.
La destitución contra Glas, ordenada por la Contraloría, se dio por irregularidades en la concesión de un campo petrolero mientras este se desempeñaba como ministro de Sectores Estratégicos en 2012, por lo que la sanción no puede aplicarse a su cargo actual de vicepresidente, explicaron este viernes fuentes oficiales.
“La resolución de la Contraloría es una destitución sobre el ministro; por eso Glas en este momento tiene la oportunidad de impugnar la resolución frente al Tribunal Contencioso Administrativo que dirá si está bien hecha o mal hecha la destitución, sin embargo, si procede la destitución tiene una segunda oportunidad para impugnar”, señaló la fuente.
Fuente: Telesur

No hay comentarios:

Publicar un comentario