lunes, 16 de octubre de 2017

MARCELA AGUIÑAGA: "¡BASTA! NO VAMOS A PERMITIR QUE INTENTEN IMPONER UN ESTADO DE OPINIÓN"

Verificación, contextualización y pluralidad son principios básicos de la comunicación, promulgados en nuestra Constitución y la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que hoy mismo son vejados como algo normal a pretexto de “respirar aires de libertad”, incluso por la misma Superintendencia de Comunicación que prefiere hacer mutis  ante atropellos que cometen los medios de comunicación privados o públicos (hoy se han convertido prácticamente en los mismo), pues han caído en el síndrome de hiperventilación*, y en su desvarío han confundido libertad con libertinaje.
La libertad es la facultad natural que tenemos de obrar de una manera o de otra, siendo responsable de nuestros actos, mientras que el libertinaje es un desenfreno en obra o palabra. Una vez aclarada esta diferencia también es necesario traer a la memoria ecuatoriana que vivimos es un estado de derecho y no de opinión.
Nuestra Constitución es clara al manifestar que el Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia; pues parecería que cierta prensa está “respirando aires de desconocimiento” ya que intentan imponer su opinión sin que les importe ínfimamente la honra del ciudadano al que están destruyendo y del daño que causan a sus familiares.
Los tribunales de justicia actúan y la prensa tiene que informar, o al menos así es como debe ser. No podemos asentir como algo normal que se juzgue en los titulares y no en los tribunales, eso no es correcto, ni moral ni ético ni mucho menos legal; sobre todo porque todos tenemos derecho al debido proceso, esto es: todos somos inocentes y debemos ser tratados como tales, mientras no exista una sentencia condenatoria que demuestre lo contrario. Sin embargo, hay quienes prefieren obviar este principio constitucional y dan su propio veredicto, acomodado a sus intereses particulares, como “información” ocupando las primeras planas.
Parecería que la ética periodística es irrelevante al momento de publicar titulares sensacionalistas. Veamos un ejemplo:

Diario La Hora, en su portada del jueves 28 de septiembre de 2017, es parte del linchamiento mediático contra el Vicepresidente Jorge Glas. Las declaraciones del representante de Odebrecht en Ecuador, José Conceição, son noticia y no la respuesta del Vicepresidente.
Por diagramación, ubicación de frases, resaltado y colores, las expresiones del delator son posicionadas como concluyentes, cuando no existe el mismo espacio para la réplica, contextualización, ni mucho menos verificación de lo expuesto por el directivo brasileño. Esto no es fortuito, la información lleva claras intenciones de instaurar en el imaginario colectivo un mensaje con el fin de satisfacer intereses políticos.
Es necesario recordarles: los medios masivos no son órganos de difusión ideológica, o publicidad de agrupaciones políticas o gremiales. Al contrario, deben ejercer su trabajo con responsabilidad, investigar, contrastar e informar con veracidad.
Y no podemos permitir que el “periodismo de opinión”, en algunos casos se use como maquillaje para difamar y cual arma letal para desacreditar a una persona, basada en supuestos no comprobados. Y tampoco es honesto ni ético que se use como escudo la “libertad de expresión” para en su nombre y honor pulverizar la honra de un ciudadano.
No debemos olvidar tampoco a los “magos” de la comunicación, aquellos que hacen desaparecer el otro lado de la noticia, esos son los perversos mutiladores de la información, que al momento de mostrarte un suceso lo editan y solo enseñan lo que les conviene que el pueblo conozca.
Y es que cuando se trata de bajezas los ejemplos sobran. En esta última semana algunos medios de comunicación publicaron el historial médico del Vicepresidente, ¿cómo lo obtuvieron? no sabemos, lo que sí está claro es que este hecho es inconstitucional, vulneraron el principio de privacidad de un ciudadano; sin lugar a dudas este suceso quedará marcado en las páginas de la historia del país como un episodio vergonzoso en el que la prensa pisoteó los derechos de un ecuatoriano.
¿Debemos callar ante tanto atropello? Jamás. Sino los medios terminarán secuestrando la verdad y nos volverán consumidores de sus historias prefabricadas, como lo intentó hacer diario El Universo en su portada del 14 de octubre “El puente peatonal a Santay, a pique” dando a entender que el puente de pronto se vino abajo por arte de magia; al parecer esto de “respirar” les está causando graves daños a los creativos escritores, porque se puede ser odiador sin caer en lo ridículo. Seamos claros, ese titular es impresentable, un bochorno al periodismo.

¡Basta! No vamos a permitir que intenten imponer un estado de opinión. Ecuador desde hace 10 años ha vivido transformaciones profundas que incluyen el ámbito de la comunicación. Y si tanto se pregona que se quiere mantener y recuperar el “espíritu de Montecristi” debe respetarse el estado de derecho que consta en la Constitución y todos sus catálogos, entre los cuales figura la obligación que tienen los medios de comunicación de contrastar y verificar para que no se conviertan en una vil caja de resonancia cargada de mentira, infamia y calumnia.

 * Síndrome de hiperventilación: Es una respiración rápida o profunda.
Marcela Aguiñaga

11 comentarios:

  1. FELICITACIONES A MARCELA AGUIÑAGA, POR SU MUY CLARO Y VERDADERO ARTICULO...LA PRENSA LA CALIFICO PERSONALMENTE COMO PRENSA BASURA, LO QUE ME DA ORGULLO EL CALIFICATIVO, DESPUES DE HABERLO LEIDO SU COINTENIDO, SOLIDIFICA MI POSICION.

    ResponderEliminar
  2. Asi tienen que seguirse manifestando nuestros asambleistas..defendiendo y saliendo a favor de las personas mas pobres..como antes lo venian haciendo..aclarando todas las inquietudes de todas personas que estamos atentos a los problas que vienen sucitandose en el pais

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por su acertado editorial

    ResponderEliminar
  4. felicitaciones Marcela esta prensa y también quiero mencionar que ya no son solo los seudo periodistas ahora también los sacha periodistas de radios locales se dan ahora la tarea de retransmitir toda la basura de esos medios teleamazonas y ecuavisa...que basuras tratando de engañar a la gente haciendo creer que el gobierno anterior a sido lleno de corrupcion

    ResponderEliminar
  5. Este es un magnifico ejemplo de lo que se puede hacer en favor de la verdad y la justicia. Ud. Marcela Aguinaga, tiene la valentia, el conocimiento, la elocuencia y su posicion politica le da fuerza, para poder convertirse en la voz de los silenciados y gritar las injusticias que estan sucediendo en nuestro querido Ecuador en manos y mangas de este infame traidor y Secretario y su sequeito de asesores ineptos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias compañera Marcela Agiñaga. Ecuatorianos todos, sigamos el ejemplo de esta compañera y materialicemos; pero ya, una acción positiva ante tanto arrebato de insensatez.

    ResponderEliminar
  7. FELICITACIONES ASAMBLEISTA,SU EXPOSICIÓN ES CLARA Y PRECISA, OJALA EL CUANTICO,QUE SE HA OLVIDADO QUE ECUADOR ES UN ESTADO DE DERECHO, Y NO DE OPINION, ENTIENDA LAS ABERRACIONES QUE ESTA COMETIENDO POR COMPLACER Y CUMPLIR ÓRDENES DE LOS MAFIOSOS QUE LO TIENEN COMO UN SERVIL TITERE.

    ResponderEliminar
  8. Felicitaciones usted es un orgullo de valor coraje valores eticas y morales Ojala hubiese millones Como usted valiente y lista a demostrar la verdad en un pais tan retrazado y que no Se respeta las reglas del periodismo. No se sanciona a nadie Por publicar mentiras o noticias pagados por los partidos politicos a los que ellos apoyan por su conveniencia. En america del Norte o en Canada estuviesen sancionados todos. Ahora vuelven a lo mismo de antes son gente baja de cultura mediocre y no dignos de ser periodistas de calidad. Ya Basta de ignorancia es por eso que hubo esos cambios y llamaron a Correa dictador por querer llevarlos a ser cultos y ser respetados internacionalmente. Correa es admirado por todo el Mundo progresivo y lo pueden comprobar. Que falta de patriotismo son estas gente nada diferente que los criminales y con mente cerrada llena de egoismo fata de valor moral falta de deseo de superar esa mentalidad tan perversa y no digna de respeto. Hasta cuando no cambian es por eso wue los Americanos los tratan Como estupidos ignorantes y retrazados. Cuando van a comprender que todo bueno para el progreso de la patria es un orgullo para todos. Al igual que sus casas y sus familias si estamos juntos progresar esos di estan asi derrotando traicionandose unos a otros hablando mentiras, siguiendo a liders corruptos y mentirosos Como Moreno, Nunca cambiara america latina y seguiran siendo subyugados por rl gran imperio Americano fon unos pocos viviendo del pueblo y la mayoria seguira sirviendo agachado y recibiendo una migaja del rico sin poder enviar a dis hijos a una universidad o colegio, y quizas volver sl mismo de antes donde todos eran profesores y no sabrian nada. porque quieren ser orgullosos de ser ecuatorianos y de ser orgullosos de su propia dignidad? Como pueden festejar sus mentiras?
    Pueblo Ecuatoriano los invito a no comprar esa esa prensa corrupta:El Universo, El Telegrafo y cualquier otra prensa que no comunique la verdad ! Es la unica forma que les obligaron a ser eticas y reportar las noticias las noticias con integridad y Von honestidad: esta en vuestros manos obligar los a que piensen en su profesion primero y en las consecuencias de no actuar eticamente. Este neopotismo latino americano tiene que terminar! Lean la historia Nunca olviden toda la desgracia politica de America latina especialmente Nunca olviden a Este traicionero llamado LENIN MORENO.

    ResponderEliminar
  9. FELICITACIONES asambleista, desde España tu voz suena como la de quien grita en el desierto, esperamos que se sumen màs asambleistas que ya es hora de que se manifiesten.

    ResponderEliminar
  10. Bien dicho mi estimada Marcela, todos debemos ya¡¡¡ exigir a los medios de comunicación, mas honestidad, parcialidad y veracidad de todo lo que dice, comenta, opina diciendo solo sus intereses.

    ResponderEliminar
  11. No podemos dejar que destruya el actual presidente, el sueño de nosotros los pobres, a demostrar la capacidad de ser excelentes e intelectuales profesionales.

    ResponderEliminar