sábado, 4 de noviembre de 2017

“Alianza pais, NO PODÍA PERMITIRSE tener un presidente (…) que nos ofenda y denigre llamándonos “ovejunos”, “mafiosos”, entre otros epítetos”: Marcela Aguiñaga




¿Principios o conveniencia?


En las situaciones más críticas y difíciles es cuando aprendemos a diferenciar quienes actúan por principios y quienes por conveniencia.
De ahí ya podemos sacar cada uno nuestras propias conclusiones respecto de varios actores políticos que penosamente hoy contradicen su discurso, y por ende los principios por los que nació la Revolución Ciudadana. No se trata de “correísmo” o “morenismo” como cierta prensa incorrectamente califica nuestra forma de proceder; esto se trata de coherencia con la ideología política por la que existe Alianza PAIS.
No podemos dejar pasar como algo normal el hecho de que el discurso mute, se acople y acomode acorde al gobierno de turno, más aún cuando la congruencia política ha sido una de nuestras principales características. Hay quienes se olvidaron de esta premisa, empezando por el actual presidente que se alejó de la propuesta izquierda progresista de AP que le dio el triunfo en las urnas.
Pero, ¿qué pasó con el resto de compañeros que defendían los preceptos de la Revolución Ciudadana?, ¿dónde están las voces que luchaban férreamente por los derechos de participación, como la postulación indefinida? Hoy con tristeza y asombro vemos como se oponen a que el pueblo sea el que decida premiar o castigar a sus mandatarios en las urnas.
La ciudadanía tiene derecho a manifestarse sobre las decisiones que toma su Gobierno, por eso siempre estaré a favor de la consulta popular como una herramienta democrática; mas no que se use al pueblo para tratar de maquillar pretensiones inconstitucionales, que solo traen consigo el retroceso de derechos.


Sin duda alguna el puestito, el sueldo y las cuotas de poder pesaron mucho más que la convicción. Ellos perdieron la brújula, o peor aún nunca la tuvieron. Incluso algunos para que no los identifiquen, prefieren hacer mutis ante las injusticias; cual Poncio Pilatos se “lavan las manos” viendo como un hombre inocente pierde su libertad, se volvieron cómplices del atentado al debido proceso. Se olvidaron de la mano que los ayudó a escalar, y prefirieron darle la espalda a su propia conciencia.

Recuerdo a compañeras que abanderaban una lucha feminista, y en contra del maltrato a la mujer; sin embargo, cuando los Bucaram arremetieron contra algunas de nosotras (políticas de AP) con descalificativos sexistas y groseros, sus micrófonos de combate se apagaron y prefirieron aplaudir el diálogo.
Se olvidan que los cargos son temporales, al punto que parecería que a algunos hoy les ha causado alzheimer. Un ejemplo de ello es que cuando arremeten contra la década que lideró el expresidente Rafael Correa, de inmediato se hace presente su severo problema de memoria; se olvidan que formaron parte de ese gobierno, desconocen los logros que alcanzaron, omiten información al pueblo; y permiten que se difame el nombre y trabajo de nuestro máximo líder, por parte de los rastreros que acabaron con la Patria, convirtiéndose así en copartícipes de tan vergonzosos sucesos.
Tampoco podemos decir que durante este proceso todo fue perfecto; porque evidentemente hubo decisiones equivocadas, como el brindarle la confianza a personas que resultaron desleales, incumpliendo con las responsabilidades que tenían a su cargo. Parte de ser revolucionario, también es ser autocrítico; y analizar con objetividad las cosas, para enmendar los errores que pudieron haber existido. Pero decir que todo se ejecutó mal, es faltar a la verdad. O dar información errada a los medios de comunicación, para armar show y contribuir a titulares sensacionalistas, como decir que hay 640 obras inconclusas o con problemas, cuando en su mayoría ya fueron entregadas y las pocas que faltan tienen que entregarse en el 2018; otro ejemplo es la “cámara oculta” que resultó no estar conectada a ningún dispositivo desde hace mucho tiempo atrás; entre otros casos que evidenciaron un festín de mentiras.
¿Acaso esa es la clase de política que vamos a dejar a las nuevas generaciones? No, no la merecen nuestros niños y jóvenes; no podemos dejar una rúbrica bochornosa en las páginas de la historia ecuatoriana. La coherencia ideológica siempre se debe reflejar en las acciones que ejecutamos; y quienes traicionan un proyecto político no merecen mantener una envestidura de líderes, por eso la Dirección Nacional de Alianza PAIS, no podía permitirse tener un presidente que no acuda a las sesiones de directiva, que no escuche a la militancia; que nos ofenda y denigre llamándonos “ovejunos”, “mafiosos”, entre otros epítetos; y que pacte con lo más nefasto de la derecha ecuatoriana. A la política hay que adecentarla y eso implica tomar decisiones, que por cierto están apegadas a lo que expresa el estatuto de nuestro movimiento.
No podemos permitir que se tome el nombre de un proceso histórico para ultrajar los derechos y los logros alcanzados durante 10 años. Tampoco podemos admitir que la educación, que es la piedra angular sobre la cual se edifica el progreso de nuestra sociedad; vuelva a ser un negocio en manos de ciertos “dirigentes” que solo buscan el lucro económico y político. Alzaremos nuestra voz ante entreguismos, pactos con la partidocracia, e intento de regreso al viejo país; aunque esto signifique persecución.



A no desmayar compañeros: ellos tienen el poder y los cargos; nosotros tenemos la decencia, la coherencia y la valentía para luchar por las causas nobles y justas por las que nació la Revolución Ciudadana.
Fuente: https://www.palabraverde.com/principios-o-conveniencia/

6 comentarios:

  1. ¡Felicitsciones, Marcela! ¡Qué reconfortante es ver y sentir que sí hay lideresas con carácter y con coherencia! Ojalá entiendan los jóvenes la gran diferencia que existe entre hacer POLITICA y hacer politiquería. La gran diferencia entre tener convicciones y practicar principios y no sólo estar solapadamente a la cacería de puestos, sinecuras y oportunidades mal habidas. Mientras aparezcan lideresas como tú Marcela, tenemos esperanza. De lo contrario, el país se va al abismo.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones tiene nuestro apoyo estimada Marcela A.

    ResponderEliminar
  3. LLEGARON LOS AJUSTES A ECUADOR RUMBO A ARGENTINA

    AHORA LOS POBRES Y CLASE MEDIA PAGARAN LOS IMPUESTOS

    LAS 20 FAMILIAS RICAS DEL ECUADOR ENTRE ELLOS GUILLERMO LASSO, NEBOT, , CINTHYA VITERI,CANALES DE TELEVISIÓN, BANCO PICHINCHA, ALVARITO, NO PAGAN LOS IMPUESTOS CORRESPONDIENTES POR QUE TIENEN UN PACTO CON LENIN PARA BORRAR LAS DEUDAS AL ESTADO Y NO PAGAR LOS IMPUESTOS QUE LE DEBEN AL SRI Y PARA COMPENSAR VAN A PASAR UNA LEY DE EMERGENCIA DE REACTIVACION ECONOMICA PARA COBRARLES MAS IMPUESTOS A LA GENTE COMUN TRABAJADORA, ES UN PAQUETAZO DICTATORIAL.

    ResponderEliminar
  4. Excelente pronunciamiento!! orgullo de género, Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  5. Excelente recopilación y análisis de M. Aguiñaga.Sinembargo hay que ser más activos y frontales en nuestras posiciones. En armonía a los principios y derechos, decir 7 veces NO en la consulta, demostrará que en democracia le diremos al traidor que no nos representa, que se debe al pueblo y si quiere terminar su mandato debe romper compromisos con la derecha y retomar el rumbo del proyecto político de la revolución ciudadana, caso contrario, tenemos las opciones constitucionales de: muerte cruzada, revocatorio del mandato y la constituyente, simplemente escoja con que opción quiere terminar su mandato sr Moreno...

    ResponderEliminar
  6. BIEN DICHO LOS REVOLUCIONARIOS NO DEBEMOS PERMITIR QUE NINGUN OPORTUNISTA MEDIOCRE NOS TRATE ASI DEBEMOS BUSCARLE SU LUGAR

    ResponderEliminar