martes, 9 de enero de 2018

Vicepresidente del CPCCS: Conformación de veeduría para auditoría de deuda pública carece de sustento constitucional y legal



El Vicepresidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Edwin Jarrín, se refirió sobre la veeduría conformada por la Contraloría para la auditoría al manejo de la deuda pública. Explicó que, dentro de las atribuciones asignadas a este organismo de control, según la Constitución, "no se encuentra la conformación de veedurías de ninguna naturaleza". Por esta razón, explica que carece de sustento legal y constitucional, por lo cual, le pide al Contralor que deje sin efecto la conformación "de la mal llamada veeduría".


Según Jarrín, la actuación del contralor (s) Pablo Celi, “transgrede flagrantemente” el mandato contenido en el artículo 226 que dispone que: las instituciones del Estado, sus organismos, dependencias que actúen en virtud de una potestad estatal “ejercerán solamente las competencias y facultades que les sean atribuidas en las Constitución y la Ley”.
Explica que la conformación de veedurías ciudadanas es facultad exclusiva del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, conforme lo previsto en el artículo 208 numeral 2 de la Constitución.
Además señala que para conformar una veeduría se debe seguir un procedimiento: que sea por iniciativa ciudadana, individual o colectiva; por iniciativa del Pleno del CPCCS; o por solicitud de alguna autoridad, institución y/o en virtud de mandato legal o reglamentario.
Jarrín sostiene que no se ha cumplido con ninguno de los procedimientos antes referidos, “pues la primera autoridad de la Contraloría no ha solicitado al CPCCS la conformación de una veeduría para analizar la deuda interna y externa”.
Anunció que los integrantes de la veeduría pueden tener adecuados perfiles académicos y profesionales, sin embargo, “no tienen legitimidad alguna” por tratarse de una comisión ad hoc, de modo que carece de sustento legal y constitucional. Por esta razón, pide al Contralor que deje sin efecto la conformación “de la mal llamada veeduría sobre la deuda pública interna y externa”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario